Cómo Cecil Rhodes creó un nuevo modelo de negocio

Cecil Rhodes era un hombre Inglés, que viajó a Sudáfrica (SA) para hacer negocio cuando escuchó hablar de la fiebre de los diamantes.

Empezó por el alquiler de bombas de agua a los mineros. Pero muy pronto, Cecil Rhodes, que era un rico hombre de negocios, vió la oportunidad y comenzó a comprar campos de diamantes, muchos de ellos.

Incluyendo el campo de propiedad de dos hermanos llamados De Beer, que es donde surgió la idea, y decidió crear De Beers Mining Company.

En aquel momento, combinar esfuerzos y repartir las infraestructuras era una tendencia común en la extracción de diamantes; especialmente cuando la mayoría de los titulares de derechos eran pequeños. Así es como Cecil Rhodes, en un corto período de tiempo, logró poseer prácticamente todas las minas de diamantes de Sudáfrica, creando así el monopolio de toda la producción y distribución de diamantes en Sudáfrica.

Los precios del Diamante y el papel de De Beers

Cecil Rhodes era un pionero, en el momento de su muerte en 1902, De Beers poseía el 95% de la producción mundial. Pero el hombre detrás del imperio como la conocemos, fue Ernest Oppenheimer y más tarde, sus herederos.

Con el fin de controlar los precios del diamante y el inventario, De Beers creó canales de distribución, a través de "The Diamond Syndicate", donde los titulares de derechos y los distribuidores se unieron porque creían que así se podría crear una escasez, controlando los altos precios del diamante.

A través de Oppenheimer, De Beers también estableció contratos especiales con los compradores y proveedores, que les prohibía la compra de diamantes fuera de De Beers. De Beers compraba los diamantes a través de una subsidiaria y determinaba la cantidad de diamantes disponibles en el mercado y su precio, para todo el año. Esta es la forma en la que trabajó durante varias décadas.

De Beers es también la compañía que creó el concepto de diamantes de comercialización y su campaña más famosa fue "Un diamante es para siempre", que en realidad se convirtió en su lema oficial.

El objetivo de la familia Oppenheimer era vender sus diamantes en América. A través de esta campaña y la asociación de los diamantes al amor, a finales de 1940 consiguieron aumentar drásticamente las ventas de diamantes y anillos de compromiso.

Cuando se encontraron nuevas minas, como por ejemplo en la antigua Unión Soviética o en Botswana, De Beers firmó alianzas o continuó tratando de comprar todo el inventario disponible con el fin de canalizar los diamantes a través de un "único canal".

Sin embargo, recientemente, los países con grandes producciones se negaron a cooperar con este sistema de canales, obligando a De Beers a cambiar de estrategia. De esta manera, no se le permitió controlar los precios del diamante por más tiempo.

Es hoy en día, se centran en la promoción de su propia marca de diamantes y sus ventas al por menor.

Si tienes consultas sobre los diamantes y los precios del diamante o simplemente deseas comprar una preciosa joya, no dudes en contactar con nosotros en BAUNAT. Estamos ubicados en el corazón del distrito del diamante de Amberes y ofrecemos una amplia gama de hermosos diamantes y joyas.

Share on:
GERD VAN DE VEL