Los diamantes de color son tendencia desde hace bastante tiempo, además del rosa romántico, los diamantes amarillos se han vuelto muy populares. Un diamante amarillo se forma gracias a la presencia de átomos de nitrógeno en el carbono, cuantos más átomos de nitrógeno más intenso será el color amarillo. Los diamantes amarillos son más escasos que los blancos o incoloros, aunque su singularidad no lo convierte en los más caros. Por lo tanto, si estás pensando en comprar un diamante de color, pero no quieres que sea un derroche, un diamante amarillo es un comienzo perfecto.

El diamante amarillo más famoso es, sin lugar a dudas, el Cora Sun-Drop. Este diamante pesa 110 quilates. Un ejemplar único, porque los diamantes de más de 100 quilates son extremadamente raros. No te va a sorprender que este diamante fue subastado por la impresionante suma de 12 millones de dólares. Un récord absoluto, el Cora Sun-Drop es el diamante amarillo más caro jamás vendido en una subasta.

Los diamantes amarillos son cada vez más demandados. El Cora Sun-Drop fue excepcionalmente caro, pero se pueden encontrar diamantes amarillos a precio más razonable en nuestra tienda online. Podría engarzar el diamante en un anillo de compromiso o en un collar, y para un mejor efecto, combinarlo con oro blanco. Sería una pena disminuir el color amarillo del diamante por el reflejo del oro amarillo recién pulido. Otra sugerencia sería colocar el diamante amarillo rodeado por diamantes blancos. Imagínate las diferentes posibilidades.

Share on:
GERD VAN DE VEL