¿Quiere comprar un collar o anillo de diamantes porque no puede resistir al brillo de nuestras piedras preciosas? Los especialistas en laboratorios de certificación como GIA, IGI y HRD examinan de cerca los diamantes que vendemos en BAUNAT, para verificar si son diamantes naturales o sintéticos, o incluso una imitación. Pero analizan otras cualidades de las piedras preciosas, como las 4 C, que determinan su valor.

Para examinar en profundidad las piedras preciosas, los expertos utilizan una serie de instrumentos de investigación especiales. ¿Qué equipo usan los especialistas y para qué lo usan exactamente? Eche un vistazo a la caja de herramientas del experto en diamantes en GIA...

  1. Con un espectrofotómetro visual, un especialista examina cómo, por ejemplo, se crea el color de un diamante.
  2. Un espectrofotómetro infrarrojo les permite identificar el tipo de diamante y distinguir si el diamante ha sido tratado o no.
  3. Gracias a un espectrómetro Raman o un difractómetro de rayos X, un experto sabe exactamente qué material están examinando.
  4. La investigación sobre la fluorescencia de rayos X de una piedra preciosa da una idea rápida de su composición química. Su relación exacta es revelada por un espectrómetro de masas LA-ICP. Ambos métodos les permiten distinguir entre diamantes naturales, sintéticos e imitación.
  5. Con el foto-microscopio, un experto toma fotografías de inclusiones y otros aspectos de las piedras preciosas, aumentadas cien veces.
  6. El instrumento DiamondView de De Beers distingue los diamantes sintéticos de los naturales.

Con el conjunto inicial de herramientas que discutimos aquí, los expertos ni siquiera tienen que tocar una piedra preciosa para examinarla. Él o ella simplemente lo ilumina con luz, y luego estudia cómo la composición de la luz cambia por su interacción con la piedra.

¿Para qué se usa un espectrofotómetro visual?

Una piedra preciosa puede absorber parcialmente la luz visible. Para estudiar ese fenómeno, los especialistas utilizan un espectrofotómetro visual. Este dispositivo hace brillar un rayo de luz visible a través de la piedra: desde la luz con la frecuencia más baja (longitud de onda más larga) que nosotros, como personas, todavía podemos ver como luz roja, hasta la luz con la frecuencia más alta (longitud de onda más corta), que vemos como violeta ligero. La luz con ciertas frecuencias (y ciertos colores) se absorbe menos y, por lo tanto, escapa del diamante. Esta luz que se escapa determina qué color parece ser el diamante.

El espectrofotómetro captura la luz emergente. El resultado final es un gráfico que refleja la luz irradiada o absorbida por longitud de onda. Al estudiar esa gráfica, el experto descubre, entre otros, de dónde proviene el color de un diamante.

¿Para qué sirve un espectrofotómetro infrarrojo?

Una piedra preciosa también absorbe la luz infrarroja. No podemos percibir esa luz a simple vista, sino que la sentimos como calor. La piedra puede absorber, transmitir o reflejar la luz infrarroja.

Para mapear este fenómeno, por ejemplo, el experto expone un diamante a un espectrofotómetro infrarrojo. Emite luz con diferentes frecuencias infrarrojas o longitudes de onda. Así es como el investigador puede averiguar qué tipo de diamante está analizando. Un diamante Tipo I obtiene su color de las impurezas químicas, mientras que un diamante Tipo II obtiene su color de las desviaciones estructurales en la forma de cristal. Lea más sobre estos tipos de diamantes en una publicación de blog anterior.

Al mismo tiempo, el especialista descubre si una piedra preciosa de color ha sido tratada con sustancias como la resina y el aceite. Esta técnica maliciosa se utiliza para mejorar el brillo. Pero el método de investigación con luz infrarroja también ayuda, por ejemplo, a descubrir diamantes que se han irradiado para mejorar su color.

Con este espectrómetro infrarrojo se puede descubrir, entre otras cosas, si se ha tratado una piedra preciosa de color - BAUNAT.

¿Qué investigan los expertos en diamantes con un espectrómetro Raman?

Con un espectrómetro Raman, el especialista ilumina una luz láser de casi un solo color sobre un material determinado. La mayor parte de la luz no cambia de color, o cambia la longitud de onda. Pero una pequeña parte de la longitud de onda de la luz cambia. La extensión exacta de esto varía de una molécula a otra. De acuerdo con la fuerza del efecto, las moléculas pueden ser identificadas. En otras palabras…

Al comparar la luz emitida con los valores de otros materiales que se examinaron previamente con un espectrómetro Raman, el experto puede descubrir perfectamente qué material están examinando. Por ejemplo, un diamante.

¿Y qué hace un difractómetro de rayos X?

Un palabro, ¿no? Con este dispositivo, el experto examina la estructura cristalina de una piedra preciosa. Con este dispositivo, el experto examina el cristal. Para este propósito, una muestra de él se tritura en polvo (si es posible, por supuesto) y luego se expone a los rayos X. Estos rayos se rompen o se doblan en ciertos ángulos, dependiendo de la estructura atómica del cristal.

Al comparar el patrón por el cual los rayos X difieren con los patrones que fueron determinados previamente por diferentes tipos de piedras preciosas, el especialista sabe exactamente qué tipo de piedra preciosa se encuentra frente a ellos y termina en su collar de diamantes más adelante. Para ello el experto tiene que sacrificar una pequeña muestra de la piedra.

¿Por qué un experto también investiga la fluorescencia de rayos X?

Una vez más no es un término simple, lo sabemos. Pero la ciencia detrás de esto permite que un experto descubra muy rápidamente los elementos químicos de una piedra preciosa, aunque sin saber las proporciones exactas. Y eso sin que el investigador tenga que sacrificar parte de la piedra.

Al igual que con el difractómetro anterior, el experto irradia una piedra preciosa con rayos X. El material en sí emite otros rayos X, que son típicos de los elementos químicos de los que está compuesto el diamante. A este fenómeno lo llamamos fluorescencia de rayos X. Esta es una variación de la fluorescencia ordinaria, un fenómeno en el que una sustancia emite luz cuando se ilumina. Un ejemplo de esto? Solo piensa en el chaleco fluorescente en tu coche.

Otro espectrómetro, para aprender: LA-ICP-MS

¿Quieres saber cómo un especialista conoce las proporciones de los elementos químicos en una piedra preciosa? Él o ella puede determinar esto con un espectrómetro de masas LA-ICP. Este dispositivo enfoca un rayo láser en una muestra de la piedra preciosa, eliminando partículas pequeñas. Luego, estos son llevados por un gas corriente a una llamada antorcha de plasma.

La antorcha calienta estas partículas de tal manera que se desintegran completamente en sus átomos individuales. Esto permite al investigador hacer un mapa preciso de cada cantidad de cada elemento químico de la piedra preciosa, hasta las concentraciones más bajas. Un resultado sorprendente, y solo se pierde una cantidad muy limitada de diamante.

Tanto la investigación de la fluorescencia de rayos X como el espectrómetro de masas LA-ICP te permiten verificar si el diamante que termina en tu collar o anillo de diamantes, es natural o sintético, o si ha sido tratado.

Instrumentos para imágenes en profundidad

Una serie final de dispositivos proporciona al experto fotos de primer plano extremas de ciertas características o inclusiones en una piedra preciosa. Esto permite al científico descubrir cómo se formó el material y, en ciertos casos, incluso de dónde proviene la piedra.

Con un microscopio fotográfico, por ejemplo, las fotografías tomadas de inclusiones y otros aspectos de las piedras preciosas se agrandan cien veces.

Los microscopios fotográficos se utilizan para fotografiar gemas para tu cadena de diamantes, ampliadas hasta cien veces - BAUNAT.

Además, el productor de diamantes De Beers desarrolló el instrumento DiamondView, un dispositivo para distinguir los diamantes sintéticos de los naturales. Este dispositivo emite luz ultravioleta sobre la piedra preciosa, después de lo cual emite fluorescencia.

Dependiendo de si el diamante fue creado por las fuerzas de la madre naturaleza o en el laboratorio, el color de la fluorescencia y su patrón difieren. Con un diamante sintético no hay fosforescencia, a diferencia de su contraparte natural. La fosforescencia es un fenómeno en el que la piedra preciosa, después de ser expuesta a la luz, se ilumina poco después.

Algunos instrumentos más básicos

Además de los dispositivos de alta tecnología como se mencionó anteriormente, los especialistas en diamantes también usan algunos dispositivos «más simples». Por ejemplo, una lupa o un microscopio, pero también un polariscopio. Con este último dispositivo, el especialista puede distinguir las gemas por cómo se rompe la luz, ya sea una o dos veces. El primer tipo incluye diamantes. Esmeralda, rubí y zafiro son parte de la segunda categoría.

¿Cómo puedes garantizar la calidad de tu collar de diamantes?

Con tales instrumentos, instituciones como GIA logran determinar de manera precisa y confiable la calidad de las piedras preciosas. También pueden hacer la distinción entre diamantes sintéticos y naturales, o sacar a la luz los diamantes tratados.

Debido a que BAUNAT solo vende diamantes certificados por GIA, IGI y HRD, siempre puedes estar seguro de la calidad cuando compras un collar o anillo de diamantes en BAUNAT. También garantizamos que solo compramos gemas de productores de renombre.

Con toda esta certeza, ¿estás aún más convencido de que deseas comprar el collar o el anillo de diamantes que tienes en mente? Compra de inmediato en nuestra colección de collares y anillos o contacta a nuestros expertos para obtener consejos adicionales.

Share on:
GERD VAN DE VEL