La compra de un diamante online es muy fácil y seguro, pero si estás buscando un diamante con talla cushion, se deben tener en cuenta dos factores importantes: la relación longitud/anchura (cuadrado frente a rectangular) y las facetas (cushion frente a la modificación del cushion).

El cushion es una forma antigua y muy popular entre las mujeres de hace más de un siglo. Un brillante redondo clásico tiene un brillo agradable, pero los diamantes de talla cushion brillan aún más debido a sus esquinas redondeadas con facetas extra grandes. Por lo tanto, es una opción perfecta en un anillo de compromiso.

Talla Cushion

No se compra un diamante cada día. Es una inversión (inteligente) para toda la vida y no debe ser realizada de forma deliberada. Hoy en día, el cushion, o cojín, vuelve a estar de moda. Las facetas pueden ser comparadas con las de un brillante redondo, pero más grandes. Esta es la razón por la que los diamantes de talla cushion captan más luz, lo que implica un brillo espectacular.

Talla Cushion modificada

El cushion modificado se parece mucho a primera vista al cushion clásico, sin embargo, las variantes modificadas tienen una fila extra de facetas, dándole un brillo único que recuerda al agua con gas o al hielo picado. Los compradores no eligen mucho un diamante de este tipo, aunque la cantidad de quilates es más alta después se cortar el diamante, y un diamante talla cushion modificado suele ser más barato.

Si estás pensando en comprar un diamante para pedirle la mano a tu pareja, o para darle una sorpresa por su cumpleaños, se recomienda un diamante talla cushion (modificado). Por supuesto, también puedes ponerte en contacto con nosotros para consultar otras formas de diamante.

Share on:
GERD VAN DE VEL