El diamante con corte princesa fue diseñado en los Dorados Años Sesenta y es en realidad la versión cuadrada del corte brillante. El brillo de un diamante con corte redondo se combina con la forma cuadrada que está más de moda. Un diamante de corte princesa clásico tiene 76 facetas que proporcionan un brillo ideal.

¿Eres un romántico? Seguro que el nombre en sí ya te convence para pedirle la mano a tu novia, con un anillo de compromiso solitario con corte princesa, toda la atención estará centrada en el diamante. ¿Quieres más? Siempre se pueden añadir otras gemas para conseguir un diseño más espectacular. Para los que prefieren anillos de compromiso poco convencionales, la forma cuadrada del corte princesa se puede utilizar perfectamente para el estilo geométrico Art Deco.

Clásico o moderno, no importa el estilo que elijas, un anillo de compromiso con un diamante de corte princesa siempre tiene un toque a la realeza. Por supuesto, estás en el lugar correcto para encontrarlos.

Share on:
GERD VAN DE VEL