El compromiso es un momento importante en la vida de una pareja. El símbolo definitivo para celebrar este evento es probablemente un anillo de diamantes.

El anillo de compromiso más popular en Europa, sobre todo en Francia y España, es el anillo solitario. Por lo general se utiliza con una sola piedra. El valor de un diamante se determina por cuatro criterios, el llamado "4Cs".

El criterio

La calidad del diamante es muy importante, ya que demuestra el amor que se tiene por la novia. La calidad se expresa a través del color, los quilates, el corte sin olvidar la claridad.

Cuando elijas la joya, asegurarte de que se respeta el proceso Kimberley. Es una certificación internacional que prohíbe la venta de piedras de las zonas de conflicto.

¿Qué tipo de anillo debo elegir?

Hay muchos modelos de anillo de compromiso. El más famoso y popular es el solitario, un anillo en el que una sola piedra se encuentra en el centro.

El solitario, con pequeños diamantes alrededor del diamante principal, resalta el aspecto de la joya. Es uno de los anillos de compromiso más bellos del mundo.

El anillo Trilogy, con tres diamantes de igual tamaño e increíble claridad. Su originalidad no deja indiferente a ninguna mujer.

¿Qué metal debo escoger?

Seguro que cualquier metal hace feliz a tu pareja, depende más de sus gustos. El oro amarillo, el oro blanco o el platino son las diferentes opciones.

El oro blanco es una mezcla de oro 75% de amarillo, 25% de plata, níquel o zinc. El platino es 95% puro, lo que la sitúa en frente del oro en términos de pureza.

¿Por qué comprar un anillo engarzado?

Uno de los parámetros más utilizados en la joyería es el ajuste de garra: la piedra se mantiene sujeta por garras (en platino u oro).

Hay varios tipos, la garra redondeada, el triángulo en forma de garra, la garra cuadrado, la garra simple o las garras dobles triangulares, etc. La configuración de 4 garras es la más utilizada, ya que es discreta, auténtica, segura, atractiva y permite una bonita representación.

Share on:
GERD VAN DE VEL