Ciertos factores que afectan a tu cuerpo pueden hacer que tu anillo de diamantes ya no te valga. Este es también el caso de un embarazo. Muchas mujeres tienen los dedos hinchados durante el embarazo debido a la retención de líquidos. Si tu anillo aún no te sirve uno o dos meses después del parto, es mejor que lo ajustes.

¿Cómo puedo ajustar un anillo de diamantes?

Antes de ajustar tu anillo de diamantes, primero debes conocer la talla correcto de tu dedo. Para ello, puedes solicitar un medidor de anillos de plástico de BAUNAT, de forma gratuita. El momento adecuado para medir la talla del anillo es por la noche, cuando tus dedos están calientes. Repite la medición varias veces para garantizar un resultado preciso.

¿Es necesario reducir o agrandar el anillo? Con una reducción, se retira una pieza de metal precioso en la parte inferior y el anillo se suelda nuevamente. Para una ampliación, se añade una pieza extra de metal.

¿Qué anillos se pueden ajustar?

En principio, cualquier diseño de anillo que no esté completamente engastada con diamantes se puede ajustar posteriormente. Sin embargo, esto puede debilitar ligeramente tu anillo. La mayoría de los joyeros no pueden ajustar los anillos de titanio ya que el enfoque tradicional de corte y soldadura no funciona con este metal.

Encuentra información sobre la talla de anillo correcta aquí, o comunícate con los expertos de BAUNAT por teléfono, correo electrónico o chat para obtener consejos adicionales.

Share on:
GERD VAN DE VEL