Un diamante es una inversión inteligente, pero ¿lo tratas con cuidado? Es uno de los materiales más duros en la tierra, pero tiene que ser tratado con cuidado. Estudios recientes muestran que 8 de cada 10 personas (hombres y mujeres) no sabe cómo mantener su diamante. El uso irresponsable puede causar daños permanentes en el diamante. Por lo tanto, siempre usa tus anillos de diamantes con cuidado y evita situaciones extremas, tales como limpieza, jardinería, etc. Aunque recuerda que cada cierto período de tiempo un diamante siempre necesita un poco de mantenimiento. Aquí tienes algunos consejos.

Menos brillo

Si todos los días usas tus anillos de diamantes, como tu anillo de compromiso o tu alianza de boda,  estarán constantemente expuestos a polvo, aceite, suciedad y a productos químicos. Una vez que un diamante se ensucia, brilla menos y son menos visibles. La brillantez es una de las razones más importantes por las que se comprar un diamante. Un diamante que se ve opaco, pierde su impresionante aspecto. Es importante darle mantenimiento a tus propios diamantes.

Mantenimiento

Por lo tanto te contamos algunas sugerencias de mantenimiento para conseguir que tus anillos de diamantes brillen de nuevo. Hay un dispositivo que puede ayudarte a limpiar tus diamantes fácilmente en casa. Coloca los anillos en el limpiador de joyería y la máquina hará el resto. Todo lo que tienes que hacer, es secar la joya con un paño de microfibra. Si no dispones de esta máquina en casa, puedes utilizar un pincel suave y un poco de agua tibia con jabón blanco para limpiar tus anillos de diamantes. Ambas opciones aseguran que los diamantes tengan esa hermosa chispa de nuevo.

Los arañazos no se pueden eliminar con las opciones mencionadas anteriormente. Los arañazos se pueden evitar separando las joyas de diamantes del resto, ya que unos diamantes pueden dañar a otros. Así que guarda cada joya separada del resto.

¿Has comprado un anillo de diamantes en BAUNAT y tienes preguntas relacionadas con el mantenimiento de tu joya? No dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Share on:
GERD VAN DE VEL