El zafiro azul es una variante del corindón y después del diamante, es una de las piedras preciosas más duras de la tierra. Los zafiros se extraen en todo el mundo, pero con Madagascar como líder del mercado. Desde tiempos inmemoriales, el zafiro atrae la imaginación de muchos debido a su hermoso color azul. Y para todos los nacidos en septiembre, el zafiro es aún más significativo. Como su piedra de nacimiento, el zafiro es una extensión de su personalidad. ¿Es el cumpleaños de tu novia en septiembre? Sorpréndela con un anillo de diamantes con un zafiro incorporado en el diseño.

Zafiro: piedra de nacimiento de septiembre

Al igual que los rubíes y las esmeraldas, los zafiros son muy populares como piedras de nacimiento. Desde la época medieval, esta piedra preciosa azul fue usada por la realeza y el clero. El azul denota poder y riqueza, y también lo hace el zafiro. Para todos los nacidos en septiembre, el zafiro tiene un significado más profundo: expulsa los pensamientos negativos y expande su intuición y comprensión. En otras palabras: ¡sería un regalo de cumpleaños ideal para ella!

Anillo de diamantes con zafiro

Si planeas sorprender al amor de tu vida con un anillo de diamantes por su cumpleaños en septiembre, entonces podría ser un buen toque agregar un zafiro. Por supuesto, no tiene que ser por su cumpleaños, ¡podrías proponerle matrimonio también con un anillo de zafiro! El anillo de compromiso de zafiro más famoso e icónico fue el anillo de la difunta princesa Diana. El anillo ahora se puede ver alrededor del dedo de Kate Middleton y sigue siendo uno de los anillos de compromiso más populares. Por supuesto, puedes optar por una pieza más original. Un anillo de diamantes hecho a medida de acuerdo con su gusto y estilo personal es también una posibilidad.

¿Estás buscando un anillo de diamantes, con zafiro o no? Has venido al lugar correcto. Siéntete libre de navegar a través de nuestra extensa colección. Si estás interesado o si tienes alguna pregunta sobre uno de nuestros diseños, no dudes en contactarnos.

Share on:
GERD VAN DE VEL