Verdad: los diamantes que usas en tus joyas se formaron incluso antes de que los dinosaurios caminaran por la tierra.

Verdad: los antiguos griegos creían que los diamantes eran las lágrimas de los dioses. Verdad: en la Edad Media, la gente estaba convencida de que las piedras preciosas tenían un poder de atracción mágico sobre los seres queridos. Verdad: algunas cosas que las personas afirman sobre los diamantes naturales y sintéticos son completamente falsas.

Separamos la verdad de los mitos.

Explora las joyas exclusivas de nuestra colección

 

¿Cómo de raros son los diamantes naturales?

BAUNAT no vende joyas con diamantes sintéticos, solo diamantes reales.
Se requieren circunstancias muy específicas para que un diamante se convierta en una valiosa piedra preciosa. Hoy en día, solo una pequeña parte de la antigua capa de carbono en las profundidades de la corteza terrestre forma las materias primas para producir joyas. Además, no es fácil extraer diamantes en bruto, lo que contribuye a su rareza. Esta es también una de las razones más importantes por las que se comenzaron a producir diamantes sintéticos.

Haga una cita en una de nuestras salas de exhibición para ver este anillo

Los diamantes naturales de alta calidad son extremadamente raros, lo que los hace tan valiosos.
BAUNAT no vende joyas con diamantes sintéticos, solo diamantes reales.
El diamante rojo es la piedra preciosa natural más rara. Anualmente, solo emergen unos pocos de estos diamantes, y eso se traduce en un alto precio, además de una inversión interesante. En el otoño de 2016, se descubrió un diamante rojo en bruto con un peso de 4.38 en Australia. Parecía brillar como un carbón caliente y fue bautizado como "Argyle Everglow".

Explora la colección de joyas de rubí rojo

¿Cómo se hacen los diamantes sintéticos?

Hace millones de años, las capas de carbono de las profundidades de la corteza terrestre estuvieron bajo una presión extrema debido a las altas temperaturas. Esto hizo que el carbono cambiase de una estructura cristalina a formar diamantes. Las personas imitan este proceso a un ritmo acelerado en los laboratorios, lo que crea diamantes sintéticos. Este diamante cuesta menos que la variedad natural, que se está volviendo aún más rara, y por lo tanto, también más valiosa.

Los diamantes sintéticos se utilizan principalmente en aplicaciones industriales. Son una alternativa sostenible a las piedras preciosas naturales, que desafortunadamente no constituyen una materia prima renovable. Las versiones sintéticas se utilizan para el tratamiento de agua, tecnología antifalsificación e incluso semiconductores.
BAUNAT no vende joyas con diamantes sintéticos, solo diamantes reales.

Elige el diamante adecuado para ti

No podrás reconocer un diamante sintético a simple vista, ni incluso con un microscopio o lupa. Lo único que garantiza al 100% de que el diamante que estás comprando es real es un certificado de autenticidad. Los diamantes reales se entregan con un certificado HRD, GIA o IGI, y una designación de 'Diamante natural'. También recibes un certificado con un diamante sintético, con la información explícita de que no es un producto natural. Es por eso que es mejor comprar joyas de diamantes de un joyero reconocido con la experiencia necesaria, como BAUNAT.

Vea estos pendientes de diamantes solitarios aquí

Los diamantes sintéticos son una alternativa sostenible a los diamantes naturales.
BAUNAT no vende joyas con diamantes sintéticos, solo diamantes reales.
Probablemente uno de los mitos más persistentes es que corres un alto riesgo de que te ofrezcan un diamante de sangre. Los diamantes de sangre provienen de zonas de guerra y los ingresos se utilizan para financiar a los insurgentes. A menudo se extraen bajo coacción, incluso por niños. Y por supuesto, no quieres eso en tu dedo. También es la razón por la cual los principales actores de la industria establecieron el Proceso de Kimberley. Esta iniciativa somete cada carga de diamantes a controles exhaustivos y establece que el certificado adjunto debe ser protegido contra la falsificación.

Echa un vistazo a este brazalete de tenis con diamantes naturales

Diferencias entre diamantes naturales y sintéticos

No hace falta decir que los precios de los diamantes sintéticos son más bajos que los de los diamantes reales. El primero es el carbono simplemente cristalizado, que se somete a procesos químicos para imitar el aspecto y la estructura de los diamantes naturales.

¿Quieres una alternativa más asequible a un diamante de colores pero buscas una piedra natural? Entonces, en lugar de un diamante, elige otra piedra preciosa, como zafiro, rubí o esmeralda.

Diamantes naturales como inversión

Una joya con un diamante natural es una inversión, una auténtica reliquia familiar que aumenta de valor con el tiempo. Además, invertir en un diamante es una inversión sostenible en más de un sentido. La industria del diamante está explícitamente comprometida con los procesos de producción amigables con el medio ambiente y las buenas condiciones de empleo para los trabajadores.

¿Quieres saber más sobre nuestras exclusivas joyas? BAUNAT vende diamantes 100% naturales de la más alta calidad y cada uno acompañado con un certificado de autenticidad. Nuestros expertos responderán todas tus preguntas.

Leer más sobre diamantes

Ahora sabes la diferencia entre los diamantes sintéticos y los reales y cómo se hacen. Hay mucho más que aprender sobre los diamantes, así que sigue leyendo.

Share on:
GERD VAN DE VEL