Los diamantes han sido adorados durante siglos, incluso en su estado natural y rugoso. El material más duro del mundo tiene un atractivo inmenso. Su creciente escasez también los convierte en una inversión muy inteligente. Pero, ¿qué forma de diamante asegurará que tu diamante realmente destaque? Hemos compilado una guía completa de todas las formas del diamante y sus atributos únicos.

Explora nuestras joyas de diamantes más populares

 

   

La historia del tallado de diamantes

Se dice que India fue el primer país en el que se extrajeron diamantes a propósito para el comercio. En un documento del siglo IV a.C., Artha Castra, especificaba impuestos sobre las piedras preciosas. De hecho, hasta 1730 la India fue el único país que exportó diamantes. Posteriormente, la materia prima también se extrajo en otros lugares, Brasil y Sudáfrica.

La referencia más antigua al diamante puede derivar de la India, pero Europa fue pionera en el tallado de diamantes. Un gremio de talladores de diamantes se estableció en Nuremberg, Alemania en 1357. Estos talladores de diamantes se concentraron en las especificaciones de la talla, en cómo se debía tallar una piedra preciosa en bruto. Lo primero que se talló fue la tabla del diamante, para luego engastar el diamante en piezas de joyería.

Pero, los verdaderos antepasados ​​de los diamantes bellamente tallados como los conocemos y amamos hoy, aparecieron en Bélgica. En 1456, Lodewijk van Bercken, con sede en Brujas, puso en marcha el proceso moderno de tallado de diamantes. Descubrió que los diamantes se tallan mejor con el propio polvo del diamante. Y esto es porque otros materiales simplemente no son capaces de cortar el material más duro del mundo.

Como tal, Brujas se convirtió en la capital mundial de los diamantes, hasta que el comercio portuario en el siglo XVI la reemplazó. Después de esto, Amberes se convirtió en la capital de los diamantes. Hasta el día de hoy, la ciudad mantiene con orgullo su reputación mundial. En el siglo XVII, uno de sus habitantes, Marcel Tolkowsky, hizo a la ciudad digna de su nombre: ideó una fórmula científica para ser el primero en tallar un diamante en 58 facetas, lo que hoy se conoce como talla brillante redonda.

Las diversas formas del diamante

Utilizando sus años de experiencia, los talladores de diamantes transforman una piedra en bruto en un diamante brillante. Al inicio, solo se cortó la faceta superior, la tabla. Poco a poco, el facetado comenzó a afianzarse, lo que resultó en el precursor de la talla esmeralda. El proceso de tallado finalmente se perfeccionó hasta tal punto que las mujeres podían hacer alarde de diamantes con una talla redonda, o incluso en forma de corazón.

Continuamente se están ideando nuevas formas de diamantes. Las formas de diamantes más populares son:

Anillo BAUNAT con diamante en talla brillante

El brillante

La talla de diamante más popular es el brillante. El 95% de todos los diamantes se tallan en un brillante. Esta talla experimentó bastantes cambios antes de adquirir su forma final en 1919. Las 57 o 58 facetas añaden un centelleo intenso y un fuego considerable, lo que lo convierte en la forma de diamante más brillante.

Si puedes imaginarte a tu pareja pidiéndote matrimonio con un anillo de oro con un brillante, entonces tu estilo es atemporal y elegante con un toque tradicional.

Ver este anillo aquí

Anillo BAUNAT de diamantes en talla princesa

La talla princesa

La tercera forma de diamante más popular es la romántica talla princesa, también conocida como la versión cuadrada del brillante. Esta forma también brilla maravillosamente.

Los talladores de diamantes están bastante interesados en esta talla de diamante, ya que se puede retener un asombroso 80-90% de la piedra preciosa. Esa es una cantidad significativa, dado que, en promedio, con otras tallas, solo se aprovecha el 50 por ciento.

Esta talla de diamante es ideal para mujeres a las que les gusta un toque tradicional en sus joyas, mientras buscan lograr un estilo moderno y diferenciador.

Ver este anillo aquí

Diamante en forma de corazón - BAUNAT

La forma de corazón

Un corazón es el símbolo definitivo del amor. Como tal, esta forma de diamante es un regalo popular en San Valentín o el Día de la Madre, brillando maravillosamente en un anillo o colgante.

La forma del corazón a veces se compara con dos diamantes en forma de pera. Las dos curvas del corazón deben tallarse en perfecta simetría para crear un centelleo. Una habilidad que solo los cortadores más experimentados han dominado.

La forma lo convierte en una opción para una pedida súper romántica. Si a tu pareja es una romántica, entonces un anillo de compromiso en forma de corazón será su favorito.
Anillo con diamante central en talla cojín - BAUNAT

La talla cojín o cushion

El diamante en talla cojín tiene una forma cuadrada redondeada y, como su nombre indica, parece un cojín. Este corte está disponible en diferentes proporciones de largo a ancho; de un cuadrado simétrico 1:1 a un diamante más rectangular 1:3. La piedra se talla en facetas grandes, lo que significa que deja pasar una luz significativamente.

El diamante en talla cojín irradia elegancia real. A muchas estrellas de Hollywood le han pedido matrimonio con un anillo de compromiso con un diamante en talla cojín. Esta talla es perfecta para las mujeres que adoran la apariencia lujosa y elegante.

Ver este anillo de cerca

Pendientes BAUNAT con diamantes en talla ovalada

La talla ovalada

El diamante oval se puede describir como una combinación de un diamante redondo y en forma de pera. El diamante ovalado fue diseñado en 1960. Una de las piedras preciosas ovales más conocidas es la Estrella Rosa, el diamante más caro del mundo, que se vendió en una subasta por una cantidad deslumbrante de 70 millones de dólares.

La talla ovalada de un anillo de diamantes es perfecta para mujeres con manos pequeñas. Su forma alargada y su centelleo ayudan a que los dedos parezcan más largos. La piedra preciosa simétrica expresa el carácter creativo e innovador del portador.

Ver estos pendientes de cerca

Pendientes de oro amarillo con diamantes en talla marquesa - BAUNAT

La marquesa

El diamante en talla marquesa es un diamante largo y delgado con extremos puntiagudos. La forma fue creada a instancias del rey francés Luis XV. La piedra preciosa debía parecerse a los labios de su amante, la marquesa de Pompadour, lo que, por supuesto, explica su nombre. La forma de marquesa es más popular entre las piedras preciosas de colores que entre los diamantes incoloros.

Las mujeres que usan un anillo en talla marquesa son elegantes y sociables. Además, su forma adelgaza los dedos.

Ver estos pendientes entourage

Collar BAUNAT con colgante de diamantes en forma de pera

El diamante en forma de pera

Al igual que la talla marquesa, el diamante en forma de pera es largo, pero tiene una base puntiaguda. Algunos sinónimos son pendeloque, lágrima o gota de lluvia.

Según los expertos en diamantes, el extremo puntiagudo debe apuntar hacia las yemas de los dedos. De esta forma puedes hacer que tus dedos parezcan más largos y delgados. El diamante en forma de pera se ve deslumbrante en un colgante o en un par de pendientes, cuando la lágrima "cuelga" (por lo que se adjunta a la cadena en el extremo puntiagudo).

Esta forma de diamante es tendencia entre las mujeres que no buscan un diamante corriente, a quienes les gusta hacer sus propias cosas espontáneamente. Esta forma también es muy popular en un par de pendientes, ya que se adaptan a todas las formas de rostro.

Ver este colgante aquí

Anillo con diamantes en talla baguette - BAUNAT

La talla baguette

El diamante en talla baguette es largo y de forma cuadrada y está tallado con 14 facetas. La talla toma su nombre del pan francés, al que recuerda con un poco de imaginación.

En particular, esta talla enfatiza la claridad del diamante sobre su brillo. Es por eso que a menudo se usa para piedras laterales y no tanto en el lugar de un diamante central solitario.

Descubre más este anillo con diamantes en talla baguette

Primer plano de un diamante talla trilliant - BAUNAT

La talla trillant

La talla trillant es la versión triangular del brillante y está tallado con tres lados de igual longitud. Asimismo, este fue diseñado para maximizar el rendimiento durante el proceso de tallado de las 50 facetas.

Los lados del diamante suelen estar un poco redondeados para crear una apariencia más suave. La talla trillant casi nunca se utiliza como diamante solitario, más bien como piedra lateral.

Explicación del proceso de tallado, la calidad de la talla y las diferencias en la forma del diamante

La forma o talla del diamante se refiere al aspecto de la piedra preciosa. Los nombres de las formas pueden resultar confusos, ya que la palabra "talla" (talla esmeralda, talla marquesa, talla cojín ...) se utiliza a menudo en combinación con una forma. Sin embargo, no es la forma corazón o la forma ovalada lo que garantiza un valor más alto, sino más bien la calidad del tallado y, por lo tanto, el brillo que aparece cuando la luz brilla maravillosamente a través de la piedra preciosa pura.

El proceso de tallado o corte es extremadamente importante con un anillo solitario exclusivo, donde un solo diamante forma la pieza central. El diamante debe tallarse para garantizar un centelleo óptimo. El proceso de tallador en realidad implica 3 conceptos que los talladores deben tener en cuenta: tamaño óptimo (con la mínima pérdida de quilates posible), simetría perfecta y buen pulido.

Los talladores deben ser conscientes del tamaño óptimo, la simetría perfecta y el buen pulido mientras realizan su trabajo.

Luego, la calidad del tallado se vuelve a medir en función de tres factores que deben sintonizarse perfectamente para garantizar que se permita el paso de la mayor cantidad de luz posible. Aquí te explicamos los 3 elementos:
  1. Brillo: el reflejo de la luz blanca tanto en la superficie como en el diamante.
  2. Fuego: los destellos de color provocados por la luz que se refracta en el diamante.
  3. Centelleo: destellos claros y oscuros cuando el diamante se mueve.

Woman holds a diamond ring above a certificate - BAUNAT

La calidad de la forma del diamante

Una vez que el diamante ha recibido la talla deseada en el taller, un laboratorio gemológico evalúa la piedra. Primero, el diamante es evaluado por expertos utilizando tecnología antivibración y aumento extremadamente alto. Los expertos buscan determinar con precisión la clasificación y el valor potencial.
Una vez aprobada la calidad para su introducción en el mercado, se elabora un informe de evaluación. Solo los diamantes tallados con un certificado pueden manipularse en piezas de joyería o ponerse a la venta como diamantes de inversión. Con dicho certificado, las joyas o piedras preciosas se pueden vender de buena fe. Si no se cumplen los criterios de calidad estándar, el tallador debe facetar y pulir el diamante nuevamente.
  • Triple Excellent/Triple Excelente: refleja la máxima cantidad de luz
  • Excellent/Excelente: refleja casi toda la luz que incide sobre el diamante
  • Very Good/Muy buena: refleja casi tanta luz como uno con una calidad de talla excelente, pero es más económica
  • Good/Buena: refleja suficiente luz
  • Fair/Regular: un diamante razonable
  • Poor/Deficiente: refleja una pequeña cantidad de luz

Diagrama que representa las distintas formas de diamantes - BAUNAT

La simetría de la forma del diamante

Además de las 4Cs, la simetría es un atributo que también puede afectar al valor de tu diamante. La simetría se refiere a las facetas. Por ejemplo, el culet debe estar en el medio de la tabla, las superficies deben tallarse al mismo tamaño y las facetas del diamante deben tener una forma similar.

El culet es el punto en la base de una piedra preciosa, que puede estar pulido o no, para crear una faceta adicional. Es vital que esto sea tallado por un artesano, ya que asegurará el grado de luz que se dejará pasar. A menudo se talla un culet en una punta para hacer que el diamante sea más resistente.

La importancia de la simetría en términos del valor de un diamante varía de acuerdo con su estilo y talla. Con una talla en forma de corazón o de pera, es más complicado lograr una talla completamente simétrica.

¿Qué otros factores determinan la calidad y el valor de los diamantes?

Los atributos clave de un diamante son la claridad, el color, los quilates y el corte. Estos también se conocen como las 4 Cs. La claridad y el color surgen durante la formación del diamante debajo de la corteza terrestre. El quilate o el peso depende de su tamaño. El corte es el único factor que puede determinar el hombre completamente, basándose en el tallado correcto para el diamante en cuestión.

Dado que el corte tiene un impacto sustancial en el valor, es fundamental dejar esto en manos de los expertos. Como tal, un diamante un poco menos valioso, como una piedra impura de color amarillo, aún puede centellear gracias a una buena talla. A su vez, un diamante puro e incoloro mal cortado, perderá considerablemente su valor.
Joyero ocupado elaborando joyas de diamantes - BAUNAT

El proceso del tallado de diamantes

Un diamante extraído en bruto parece una piedra polvorienta, porque no brilla en absoluto. Al tallar la piedra preciosa en una forma particular, se forma un diamante brillante que se puede convertir en una joya. ¿Sabías que el brillo y la forma están realmente vinculados a la talla?

Cuantas más facetas se cortan, más luz puede brillar a través de la piedra preciosa, por lo que más brillará.
Se dibuja un prototipo de anillo - BAUNAT

Planificación

La etapa de planificación inicial es la que requiere más tiempo. La fase de preparación a veces puede durar hasta un año, incluso antes de que se realice un solo cambio en la piedra preciosa en bruto. Ese proceso comienza examinando los atributos internos.

El artesano debe decidir qué talla se le dará al diamante. Este factor no solo afecta la apariencia y el centelleo de la joya, sino también su valor. Deben tener en cuenta la máxima retención de peso ya que el proceso de corte puede, en algunos casos, resultar en una pérdida del 50% en quilates de peso. De hecho, el peso final en quilates determina exponencialmente el valor y el precio.

Una vez que se ha determinado la talla de diamante más valiosa, el tallador corta meticulosamente la piedra preciosa utilizando una sierra mecánica o un láser. Aunque el diamante es el material más duro del mundo, no es el más fuerte. La piedra puede desmoronarse con un impacto fuerte en la línea de fractura incorrecta. La línea de fractura ideal se habrá determinado y verificado durante la fase de planificación.


Idealmente, un diamante en un anillo debe tener la menor cantidad de defectos posible para aumentar el valor del anillo. Estos defectos también podrían significar que la piedra preciosa se desmorone durante el proceso de corte final. Es por eso que estos puntos más débiles se identifican y eliminan tanto como sea posible de un diamante en bruto. Además, el propósito de la escisión también es retener tantos quilates de diamantes de la piedra preciosa en bruto como sea posible.

Debastasto

Una vez que se ha cortado el diamante en bruto, se crea una forma redonda durante el proceso de desbastado. Esto crea el filetín del diamante, lo que facilita el facetado de la piedra preciosa.

Hay varias formas de poner en marcha este proceso: dos diamantes pueden pulirse uno contra otro en direcciones opuestas, ya sea de forma manual o mecánica, o un láser puede realizar el trabajo de precisión. Es durante esta fase que el diamante en bruto se vuelve reconocible como la piedra preciosa que verás brillar en un anillo.

Facetado y pulido

La forma definitiva, desde brillante hasta la forma de corazón, ovalada o la talla marquesa, se crea durante esta fase, tallando varias facetas o superficies. Esta es una tarea manual que requiere un trabajo de precisión considerable por parte del artesano. Las facetas perfectamente simétricas garantizan un intenso brillo de la piedra preciosa.

Usando un plato giratorio, el tallador faceta tu diamante. El número de facetas varía según el patrón de facetas y la talla del diamante. Cuantos más quilates se mantengan después del proceso de corte, mayor será su valor final.

La tarea final del tallador es pulir o "aclarar" la piedra preciosa. Cada faceta se pule individualmente para lograr un brillo óptimo.

Inspección final

Después de esto, la piedra preciosa tallada se somete a una inspección exhaustiva por parte de profesionales independientes del diamante. Uno de los tres más conocidos, el GIA, HRD o IGI, inspeccionan la calidad y la forma de la talla del diamante. Si la talla del diamante es cualitativamente inferior a la media, el diamante no se puede poner a la venta. En tal caso, la piedra preciosa vuelve al taller, donde el tallador debe retocarla.

Los diamantes que cumplen con los estrictos criterios de calidad reciben un certificado de calidad. Los joyeros profesionales le entregarán este certificado en el momento de la compra del diamante y podrán brindarte más información sobre el valor y los atributos de tu diamante.

¿Qué formas de diamantes encontrarás en BAUNAT?

  • El brillante está disponible en nuestros anillos (de compromiso), pendientes, pulseras y collares.
  • La talla de diamante princesa está disponible en nuestros anillos, pendientes y pulseras.
  • El diamante en forma de pera está disponible en nuestros anillos, pendientes y pulseras.
  • La talla de diamante ovalada está disponible en nuestros anillos, pendientes y pulseras.
  • El diamante en talla marquesa está disponible en nuestros anillos, pendientes y collares.
  • El diamante en talla cojín está disponible en nuestros anillos.
  • La talla de diamante radiant está disponible en nuestros anillos.
  • La talla de diamante baguette está disponible en nuestros anillos.



¿Buscas una talla diferente o una combinación de varias formas? Si es así, pide una cita en nuestro showroom o contacta para que te hagamos tus joyas de diamantes a medida.
Share on:
GERD VAN DE VEL