• ¿Cuáles son las reglas más importantes?
  • ¿Qué reglas se aplican sobre el anillo de compromiso en una segunda propuesta de matrimonio?
  • ¿Qué influencia tiene tu fe?

Varias tradiciones han estado estrechamente relacionadas con las propuestas de matrimonio durante siglos. ¿Amas las tradiciones? ¿Crees que las tradiciones se pueden romper? ¿O no tienes idea de qué reglas tradicionales del anillo de compromiso se aplican? Estamos encantados de analizarlas contigo, para que puedas decidir si seguir con ellas o romperlas cuando encuentres el anillo de compromiso perfecto.

Visita nuestra selección online de anillos de compromiso

¿Cuáles son las reglas más importantes?

¡Nunca un anillo de compromiso sin una piedra preciosa! Desde que María de Borgoña recibió un anillo de compromiso de diamantes del archiduque Maximiliano de Austria en 1477, las reglas de compromiso dicen que un diamante es una parte importante de una propuesta de matrimonio. La corporación de diamantes más grande del mundo, De Beers, agregó otra regla en el siglo anterior, al sugerir en los anuncios que el anillo de compromiso tiene que costar el sueldo de 2 meses. No hace falta decir que no estás obligado a seguir ninguna de estas llamadas reglas del anillo de compromiso. Aunque algunos hombres las encuentran útiles para usar como guía.

Los verdaderos amigos son como los diamantes: preciosos, valiosos y raros.
En el pasado, el diamante solitario era, con mucho, el anillo de compromiso más popular. El corte princesa quedó rezagado. Los anillos con diamantes en solitario siguen siendo los más populares, pero su dominio está disminuyendo. Hoy en día, los hombres están optando cada vez más por otras formas de diamantes en el anillo de compromiso, ya sea para dar un anillo exclusivo y original o porque saben que su pareja prefiere un estilo diferente.

Hace muchos años, la tradición era solicitar el permiso del padre de la pareja antes de que el hombre pudiera proponerle matrimonio. Esta tradición realmente está en decadencia. Sin embargo, es una buena idea hablar del compromiso con los padres de tu pareja. Conocen a su hija de principio a fin y podrán darte algunas ideas interesantes.
Un anillo de compromiso BAUNAT se usa en el dedo anular izquierdo, de acuerdo con la tradición.
Otra regla es que el hombre debe comprar el anillo de compromiso. Pero aquí también vemos una tendencia emergente. Hoy en día, muchas parejas simplemente buscan un anillo de compromiso para ambos de forma conjunta. ¿Quién hinca rodilla entonces?

Un anillo de compromiso BAUNAT se usa en el dedo anular izquierdo, de acuerdo con la tradición.

¿Qué reglas se aplican sobre el anillo de compromiso en una segunda propuesta de matrimonio?

De hecho, se aplican las mismas reglas del anillo de compromiso a una segunda propuesta de matrimonio que a una primera. No necesitas restarle importancia, ni exagerar la propuesta (y anillo) porque es la segunda vez. Cada relación es única y, en consecuencia, merece una propuesta adecuada. Sin embargo, la ventaja es que probablemente estarás mejor informado. Lo más probable es que tengas una mejor idea del presupuesto para el anillo, o cuántos quilates quieres que tenga el  diamante que estás buscando.

Armado con ese conocimiento, incluso podrías comenzar a diseñar tú mismo su anillo de compromiso. Si todavía tienes dudas, siempre puedes recurrir a la experiencia del joyero donde estás comprando por segunda vez el anillo de compromiso.

¿Qué influencia tiene tu fe?

Cuando se habla sobre las reglas del anillo de compromiso en el mundo occidental, muchos podrían pensar espontáneamente en una boda cristiana. Pero hay innumerables otras religiones y fes. Aquí están sus reglas.

Islam

Usar un anillo de compromiso está prohibido en el islam. Esto es si se le atribuye un significado supersticioso o cristiano al anillo de compromiso. Las referencias a símbolos de otras religiones no están permitidas en el islam.

Si un hombre posteriormente le da a su pareja un anillo para celebrar su consentimiento, esto no necesariamente tiene que ser un anillo de compromiso. Más bien, es una expresión de su amor.
Usar un anillo de compromiso está prohibido en el islam.
Un anillo de compromiso BAUNAT se usa en el dedo anular izquierdo, de acuerdo con la tradición.
Pero, ¿qué implica esta prohibición para nuestra sociedad multicultural con creencias mixtas dentro de un matrimonio? Según el Corán, una mujer islámica no puede casarse con un hombre cristiano. Pero al revés es posible. Entonces, ¿es mejor mantener la iglesia o mezquita a mitad de camino? Elige una pulsera u otra joya como alternativa a un anillo de compromiso.
Judaísmo

De acuerdo con las estrictas reglas del judaísmo, un anillo de compromiso no está realmente permitido. Un compromiso judío tradicionalmente implica varios regalos. Tanto el hombre como la mujer se regalan mutuamente. La joyería es, por supuesto, un regalo obvio para celebrar el compromiso. Pero no un anillo. Un anillo, en cualquier forma, no es realista de lo que es el matrimonio. Una vez que la boda ha tenido lugar, el hombre judío puede regalarle a su pareja un 'anillo de compromiso'.

Budismo e Hinduismo

Las religiones orientales del budismo y el hinduismo no reconocen las costumbres y reglas del anillo de compromiso occidental. Aunque depende de cuán tradicionales sean las personas involucradas. Bajo la influencia de occidente, un hombre budista puede comprarle a su pareja un anillo de compromiso. En el hinduismo, los anillos en los dedos de los pies son más comunes, aunque siempre es posible un anillo en el dedo anular.

¿Sigues buscando el anillo perfecto para tu propuesta de matrimonio? Explora la colección de anillos de compromiso BAUNAT o comunícate con nuestros expertos para obtener asesoramiento personalizado.

¿Necesitas saber más?

Ahora que estás al día con todas las reglas y las diferentes tradiciones que rodean la elección de un anillo de compromiso, puedes ponerte a trabajar: en realidad a seleccionar su anillo de compromiso. Pero, ¿cómo empezar? ¿Qué presupuesto debes tener en cuenta? ¿Cómo puedes hacer que sea especial? Lee todo sobre esto en estos blogs.

Share on:
GERD VAN DE VEL