En uno de mis posts anteriores, escribí acerca de las nuevas tendencias de joyería. Después de un largo periodo en el que las joyas grandes que vestían el look tenían toda la atención, siguiendo el lema: cuanto más grande mejor, las joyas sutiles y elegantes están actualmente haciendo una reaparición. Pulseras, delicados collares y refinados pendientes completan ahora los outfits. Las joyas más elegantes completan los looks más llamativos en el mundo de la moda, donde todo gira en torno al equilibrio.

La tendencia de este verano, es que podemos llevar todas estas joyas al mismo tiempo. Del menos es más volvemos al más es más. ¿Por qué elegir cuando se puede llevar todo junto? No hay límites en esta tendencia. Combinar diferentes colores de oro - tanto amarillo, blanco o rosa - y estilos, con tal de que queden bien, la joyería más grande no tiene sitio. Esta tendencia funciona a la perfección con un sencillo vestido de verano, si quieres un toque más lujoso añade diamantes y/o piedras preciosas.

Algunos ejemplos de joyería fina son esta pulsera (disponibles en oro blanco, oro amarillo, oro rojo y Platino), estos pendientes o este collar.

Share on:
GERD VAN DE VEL