Los historiadores se remontan al siglo IV a. C., cuando estiman que empezó el comercio de diamantes en la India.

La India era un país de diamantes aluviales, lo que significa que los diamantes son erosionados de la roca madre y transportados lejos, donde son encontrados en los ríos y/o arroyos.

En un principio, como la producción era limitada, los diamantes fueron puestos a disposición únicamente a las clases muy ricas de la India. Pero con el aumento de las rutas de comercio, estos diamantes viajaron lejos, como a la Europa occidental, con otra mercancía exótica y rápidamente se convirtieron en los accesorios favoritos para los ricos en la Europa del 1400.

Sin embargo, por la década de 1700, los suministros de diamantes de la India comenzaron a disminuir considerablemente. Fue entonces cuando Brasil comenzó a emerger como una alternativa. Allí también, los diamantes eran en su mayoría de aluvión, donde los mineros de oro descubrieron sus primeros diamantes cuando tamizaban en los ríos locales. Durante los siguientes 150 años, Brasil dominó el mercado mundial de diamantes.

Cómo aumentó la demanda de diamantes y nuevo depósitos

Poco a poco la demanda de diamantes aumentó.

Cuando los exploradores, a mediados/finales del 1800, encontraron los primeros depósitos de diamantes en Kimberley, Sudáfrica, comienza la historia de los diamantes como conocemos actualmente.

Un hombre, Cecil Rhodes, lo cambió todo. Cambió la forma en que los diamantes eran extraídos, mediante el establecimiento de las Beers Consolidated Mines de Limited en 1888. De hecho, por la década de 1900, De Beers controlaba alrededor del 95% del mercado de diamantes del mundo.

El diamante más grande que se ha encontrado es el llamado diamante Cullinan, apareció en la mina de Cullinan en 1903, pesaba 3106 quilates.

Los diamantes en Amberes

Durante la década de 1970, Sudáfrica, la ex Unión Soviética y la República Democrática del Congo, eran los tres productores más importantes de diamantes en bruto.

Luego vino Botswana en 1982, seguido de las minas que se encontraron en Australia en 1985 y en el norte de Canadá en el 2000.

Ya desde la década del 1400, y a lo largo de los siglos, la ciudad de Amberes ha sido un importante centro de comercio de diamantes. Los diamantes en Amberes forman parte intrínseca del ADN de la ciudad. Cuando la gente visita Amberes, hay incluso una visita guiada que les lleva al corazón del distrito de los diamantes para aprender más acerca de los mismos.

Los diamantes en Amberes provienen de todas partes del mundo, pasan por la ciudad como piedras en bruto o pulidas y continúan su ruta a los diferentes mercados en distintos países.

BAUNAT se encuentra en el corazón del distrito del diamante, y está a tu disposición para responder a cualquier pregunta que puedas tener sobre los diamantes en Amberes. BAUNAT ofrece una amplia gama de diamantes de todos los tipos, por favor no dudes en contactar con nosotros si deseas comprar una pieza única de joyería de diamantes o un diamante individual.

Share on:
GERD VAN DE VEL