Cuando escucho el término brillante, siempre me viene el recuerdo de mi abuela. Llena de orgullo, solía mostrarme su anillo de compromiso de brillantes. Yo solía pensar que un brillante era más exclusivo y más caro que un diamante, pero ahora tengo las cosas claras. El término "brillante" y "diamante" se intercambian en muchas ocasiones, estoy segura de que no soy la única con esta confusión. Para poner fin a esta idea errónea voy a explicar la diferencia entre un diamante y un brillante.

En pocas palabras, el diamante es la piedra (gema) y el brillante es la forma en que se corta la piedra (gema). Un brillante es un diamante redondo, el más vendido y el corte más popular de diamante hasta la fecha. De ahí la confusión, la mayoría de nosotros pensamos de inmediato sobre un brillante redondo cuando escuchamos la palabra diamante. La confusión es entendible, ya que es el corte de diamante más bonito. El corte brillante divide al diamante en 57 facetas para maximizar la cantidad de luz reflejada. De todos los cortes de diamante, el corte brillante tiene el brillo más intenso.

¿A qué mujer no le gustaría que se le pidiera la mano con un brillante solitario como anillo de compromiso? Para los hombres, es una opción muy segura para garantizar el éxito. En BAUNAT tenemos una amplia gama de brillantes como anillos de compromiso.

Share on:
GERD VAN DE VEL