¿Alguna vez te preguntaste por qué los diamantes son tan codiciados? O quizá, ¿por qué son un símbolo de amor? En la antigüedad, sólo los miembros reales y los nobles declaraban su amor con un anillo de diamantes. En la actualidad, es un símbolo de amor, pero son las celebrities y los miembros de la jet set los que se arrodillan con las piedras más sorprendentes.

Por lo tanto, no es raro que el corazón de una mujer lata más rápido cuando ve una pieza magnífica. Aquí te mostramos algunos hitos en la evolución del anillo de compromiso hasta como lo conocemos hoy.

Antiguo Egipto

La tradición de llevar un anillo de compromiso en el tercer dedo de la mano izquierda es inmemorial. Los egipcios llevaban un anillo en su tercer dedo, ya que creían que la vena que corría a través de este dedo estaba directamente conectado con el corazón.

1477

Mucho tiempo después, el diamante se añadió al anillo de compromiso como un signo oficial de amor. En 1477 el archiduque Maximiliano de Austria, le propuso matrimonio a su primera novia, María de Borgoña, con un anillo de compromiso de diamantes. Desde entonces los diamantes son un símbolo para declarar el amor.

1947

El príncipe Philip le propuso a la Princesa Elizabeth con un anillo de compromiso de diamantes de 3 quilates, rodeado por 5 diamantes pequeños a ambos lados. Un anillo sorprendentemente simple y elegante para una boda real, pero se convirtió en la joya más usada de su extensa colección. Hasta hoy, la Reina la muestra de manera sutil, usando su anillo de compromiso con la piedra colocada hacia el interior de su mano.

1956

El matrimonio del cuento de hadas del siglo, fue concedido con un anillo de compromiso con diamante esmeralda de 12 quilates. Grace Kelly experimentó el sueño de toda chica al casarse con el Príncipe Rainiero de Mónaco. La corte esmeralda fue popular durante los años 40, como una declaración de amor. La inmensa piedra apareció en la gran pantalla durante la última película de Grace Kelly, High Society.

1969

El anillo de compromiso más caro jamás entregado a una celebrity, el de Elizabeth Taylor. Richard Burton se enamoró de sus encantos mientras estaban juntos rodando la película Cleopatra. Él le propuso matrimonio con un anillo de diamantes en forma de pera de 69 quilates, por un valor de $ 1,100,000. Y así la tendencia continuó en Hollywood: cuanto más grande es el bling, mejor.

2000

Como en la moda, también vemos tendencias en diamantes. Cada vez más celebrities y estrellas eligen un diseño no tradicional con un diamante de colores. Los diamantes de colores son más raros y mucho más personales, aunque depende del gusto. El precio es por lo tanto mucho más alto en comparación con un diamante incoloro. La mejor combinación para un diamante de colores es probablemente con diamantes incoloros. Porque seamos honestos, un anillo de compromiso en tu color favorito es muy romántico, ¿verdad?

En BAUNAT estás en el lugar correcto cuando estás buscando un anillo de compromiso. Juntos encontraremos un diamante y un diseño que satisfaga plenamente tus necesidades.

Share on:
GERD VAN DE VEL