Comprar joyas de diamantes no es una actividad de rutina para la mayoría de las personas. Pero, ¿podrías saber a simple vista si un diamante es imitación o real? ¿Cómo se reconoce un diamante real? Conocer la autenticidad de los diamantes de tus joyas de diamantes de antemano es un paso importante. Estas son algunas formas por las que puedes comprobar la autenticidad por ti mismo.

Explora nuestras joyas de diamantes más vendidas

 

¿Qué es un diamante y cómo se hace?

En primer lugar, vamos a corregir un mito común. El diamante no es una variedad de carbón. El carbón proviene de los restos de plantas. Entonces, ¿cómo se originan los diamantes? Se crearon hace mucho tiempo. Los diamantes se forman aproximadamente a 150 km de profundidad, y están compuestos de carbono puro expuesto a temperaturas y presiones muy altas. Se formaron entre cientos de millones y varios miles de millones de años atrás. En ocasiones, cuando un volcán entra en erupción, trae consigo diamantes a la superficie. Además, sabemos que los diamantes también se formaron en otras partes de nuestro sistema solar, porque se han encontrado fragmentos de diamantes en meteoritos que se estrellaron contra la Tierra.

¿Cómo reconozco un diamante real?

¿Te ofrecen un anillo de diamantes a un precio sorprendentemente bajo? Si suena demasiado bueno para ser verdad, entonces probablemente sea demasiado bueno para ser verdad. Si es así, ten cuidado con las joyas de diamantes de imitación. Los diamantes reales tienen una marca de calidad. Sin embargo, este grabado láser solo se puede ver con un microscopio o una lupa de diamante.

El corte de un diamante también puede dejar claro si es real o imitación. Si la superficie superior está cortada en línea recta, entonces es probable que tengas un diamante real en tus manos. Los diamantes de imitación a menudo muestran signos de desgaste porque no son tan resistentes y duros como los diamantes reales.
Un diamante es un trozo de carbón que funcionó bien bajo presión.
Un diamante de color rosa con manchas que demuestra que el diamante es real. - BAUNAT

Una tercera forma de probar la autenticidad de un diamante es ver si la piedra es desigual. Todos los diamantes naturales tienen imperfecciones. Estas pequeñas manchas y grietas en la superficie o dentro de la piedra se llaman inclusiones. A menudo solo son visibles bajo un microscopio.

¿Cuál es la diferencia entre un diamante y un brillante?

Un error común es pensar que los diamantes y los brillantes son dos piedras preciosas diferentes. Este no es el caso. Brillante es la forma en que se corta un diamante. Es el corte más común y puede reconocerse fácilmente por su forma redonda. El corte brillante tiene un brillo notable e intenso.

¿Cuál es la diferencia entre la moissanita y los diamantes sintéticos?

De hecho, hay una distinción entre la moissanita y los diamantes sintéticos. Este último se produce en el laboratorio, donde se simula el proceso de formación natural. Los diamantes sintéticos a largo plazo podrían ser una alternativa valiosa a los diamantes naturales, que son cada vez más escasos. Sin embargo, un diamante sintético nunca tendrá el valor emocional que tiene un diamante natural.
La estructura de la moissanita es diferente a la de los diamantes. - BAUNAT
El químico francés Henri Moissan descubrió la moissanita en 1893, en un meteorito en Arizona (EE. UU.). El mineral tiene algunas propiedades únicas que lo hacen adecuado como una alternativa a los diamantes. Ambos tienen una estructura cristalina similar, aunque es hexagonal en la moissanita y cúbica en el diamante. La dureza también es similar, gracias a los enlaces atómicos muy fuertes, con un puntaje de 9.5 en la escala de Mohs para la moissanita en comparación con el 10 del diamante. Otras piedras preciosas, como zafiros y rubíes, obtienen un puntaje de 9.
Puedes saber si un diamante es imitación o real por la forma en que se refracta la luz. BAUNAT vende solo diamantes 100% naturales.

Aunque la moissanita es bastante rara, es considerablemente menos costosa que los diamantes reales de tu anillo de compromiso, y eso tiene mucho que ver con la calidad. Mientras que un diamante brilla, la moissanita se ve algo nublada debido a que refracta la luz de manera diferente. La moissanita tiene un puntaje muy bueno en términos de dispersión, incluso mejor que los diamantes naturales, pero es precisamente por eso que el mineral revela su verdadera naturaleza "barata". El mineral también adquiere un aspecto gris o verde indeseable a la luz natural.

¿Qué pruebas hay para reconocer un diamante real de forma segura?

Si deseas probar, si un diamante es imitación o real, frotando con papel de lija o rascando un espejo podrías afectar el brillo de la piedra. Así que solo usa pruebas seguras y no invasivas como las siguientes:

1. Prueba de peso

Prueba de peso. Si tienes un diamante de imitación y uno real, solo tiene que comparar el peso.

2. Prueba de escritura

Si tiene un solo diamante sin engastar, colócalo boca abajo en un periódico o libro. La escritura no será legible si el diamante es real, porque el alto índice de refracción (que no debe confundirse con la reflexión) causa dispersión. Si es cuarzo o vidrio podrás ver el texto.

3. Prueba de color

Verifica el color de la piedra preciosa bajo luz ultravioleta, como la luz ultravioleta de una cama de bronceado. Los diamantes son a menudo fluorescentes, lo que significa que la piedra brillará azul bajo la luz ultravioleta. Ten en cuenta que también hay diamantes que no tienen fluorescencia, por lo que esta prueba no es válida para todos los diamantes.

4. Prueba de aliento

Sostén el diamante frente a tu boca y exhala. Los diamantes reales no se empañan, porque el calor se disipa instantáneamente a través de la piedra. Asegúrate de que el diamante no esté sucio o grasiento, de lo contrario la piedra preciosa se empañará. Esto también se conoce como la prueba de niebla.

5. Prueba de agua

Si dejas caer el diamante en un vaso de agua, un diamante real se hundirá inmediatamente hacia el fondo debido a su peso y densidad. Un diamante de imitación flotará a la mitad del vaso o se hundirá lentamente.

6. Prueba de calor

Caliente la piedra suelta durante 30 segundos con una fuente de calor (como un mechero) y luego sumérgela en un vaso de agua fría. Si es un diamante real no verás nada que te llame la atención, pero si es un diamante de imitación se romperá.

¿Cómo puedo estar 100% seguro de la autenticidad de mis diamantes?

Las pruebas anteriores pueden darte una impresión inicial de la autenticidad de la piedra, pero, por supuesto, no son 100% precisas, ni confiables. Además, la calidad de los diamantes de imitación ha mejorado en los últimos años. ¿Quieres estar 100% seguro de si un diamante es real o de imitación? Entonces vete a visitar a un joyero calificado. Siempre te proporcionarán un certificado por cualquier joya de diamantes que compres, donde puedes leer todo sobre la calidad y las propiedades de la piedra preciosa.

El certificado no solo garantiza una buena relación calidad-precio, sino que también significa que es más fácil vender la joya más tarde si se trata de un diamante de inversión. ¿Has comprado un diamante del que no estás seguro acerca de la autenticidad? Un experto en diamantes puede probar la autenticidad de la piedra preciosa.

Reserva una cita con nuestros especialistas

¿Qué joyas de diamantes quieres comprar?

En BAUNAT solo trabajamos con diamantes 100% naturales y auténticos. Esto significa que siempre puedes estar seguro de que el diamante en tu anillo tiene el mejor brillo posible. ¿O prefieres una pulsera, un collar, unos pendientes o una combinación de todos? La decisión es tuya. Los expertos de BAUNAT siempre están listos para ayudarte con asesoramiento profesional. Reserva una cita pronto en una de nuestras salas de exhibición.

¿Hermosas joyas con diamantes reales?

Compra hermosas joyas con diamantes reales

¿Qué más es esencial saber?

Ahora sabes cómo distinguir los diamantes reales de las imitaciones, pero, por supuesto, hay mucho más que saber. En estas notas puedes aprender, entre otras cosas, sobre la diferencia entre el oro blanco y el platino, y entre los diamantes sintéticos y reales. Lee sobre esto ahora y conviértete en un verdadero experto en joyería.

Share on:
GERD VAN DE VEL