Comprar un diamante para la madre de tus hijos es una gran idea, sobre todo en el Día de la Madre. Además de un gran regalo, con la compra del diamante le haces saber lo mucho que significa para ti. Básicamente, puedes elegir cualquier joya, pero hemos hecho una selección para hacértelo más fácil. Estos son algunos consejos para darle una sorpresa con un regalo de diamantes:

Anillo de diamantes

A todos nos gusta comprar un anillo de diamantes como regalo para el Día de Madre. Los anillos de diamantes son un gran símbolo de amor. Un anillo solitario es perfecto como anillo de compromiso, pero para el Día de la Madre, tiene que ser algo más especial. Los diamantes de colores o las piedras preciosas son ideales combinados con piedras sin color. Por otra parte, los diamantes de colores son vistos cada vez más como una buena inversión, los rosas ​​en particular.

La pulsera tenis

La pulsera tenis o la pulsera de la eternidad, es una pulsera delicada y elegante que está completamente cubierta de diamantes siguiendo un patrón simétrico. Es una pulsera ligera y flexible, ideal para las mujeres con una vida activa. Sutil, pero con una belleza impresionante, es la joya perfecta de diamantes para llevar con cualquier prenda.

Colgante + collar

Un collar elegante es siempre bonito, especialmente si está combinado con un lindo colgante con diamantes y/o piedras preciosas. La joyería fina está muy de moda hoy en día, principalmente entre las madres que tienen una agenda muy apretada. Un collar fino con un colgante, no molesta durante el ajetreo de la vida diaria. Es una joya que pueden usar todos los días.

Médaillon d'Anvers

El centro de todas las miradas es nuestra colección Médaillon d'Anvers, que está diseñado exclusivamente para nosotros por Wouters & Hendrix. Están disponibles en oro amarillo, blanco y rojo. Un buen detalle es colocar una foto de tu hijo(s) en el interior.

Puedes comprar un diamante para el Día de la Madre con nosotros. En BAUNAT tenemos una amplia colección de joyas de diamantes, algo para cada madre.

Share on:
GERD VAN DE VEL