La naturaleza es una fuente inagotable de inspiración, también para la joyería de diamantes. Muchos diseñadores de joyas se inspiran en la flora y fauna que nos rodea. Puro romance, como en los tiempos del Art Nouveau, donde uno tenía una mirada nostálgica a las formas lúdicas de la naturaleza. Por lo tanto, no es sorprendente que muchos hombres compren joyas de diamantes inspiradas en la naturaleza como regalo para un ser querido. Nosotros no dejamos inspirar también por la naturaleza, y te descubrimos algunos aspectos destacados de nuestra colección:

Anillo de flores

Muchos hombres compran un anillo de flores de diamantes para proponer matrimonio a su novia. Un diamante de colores o piedra preciosa rodeada por una serie de pequeños diamantes (incoloros) es un clásico. Piensa en el icónico anillo de diamantes de Lady Di, que ahora usa Kate Middleton.

Nathu

El dúo de diseñadores de Amberes, Wouters & Hendrix, buscó en esta colección la abstracción de los graciosos movimientos y formas de las plantas. El resultado es un diseño de líneas puras y elegantes que todavía muestra una sutil sensación natural y orgánica. La colección Nathu es clásica y moderna al mismo tiempo.

Le Paradis

Esta colección también está diseñada por Wouters & Hendrix. Le Paradis está inspirada en las flores exóticas, traducida en joyas de diamantes de alta calidad.

Monarca

Si el cumpleaños de tu novia es durante el verano, una buena idea es comprarle una joya de diamantes de la colección Monarca. Aquí nos inspiró la belleza de la hermosa y majestuosa mariposa monarca, como un símbolo belleza, dinamismo y color. Un diseño divertido para animar los outfits de verano.

Licio

¿Quieres comprar una joya de diamante original? Pues entonces la colección Licio es perfecta. Para esta colección, la diseñadora Elisa Schepens se inspiró en frutas frágiles que están cubiertas por una vaina protectora. Estas joyas son joyas de ensueño en forma de nuez.

Además, es bueno saber que todas las colecciones y modelos están disponibles en oro amarillo, blanco y rojo.

Share on:
GERD VAN DE VEL