Aquí vamos a profundizar en una parte llamada culet, esta pequeña parte en la punta de un diamante que puede incluso parecer irrelevante para algunos, pero puede desempeñar un papel importante por varias razones.

El Culet

Un diamante brillante redondo se compone de 57 o 58 facetas. ¿Qué hace esta diferencia? Si se ha cortado o no una pequeña faceta pulida en la punta del diamante y paralela a la tabla, llamada culet. Esto se aplica principalmente a los diamantes brillantes redondos y no tanto a la mayoría de diamantes en forma de fantasía o cortes antiguos.

El objetivo principal del culet es en realidad para evitar daños en el vértice inferior del diamante. Cuando no hay culet, es más probable que el diamante sufra con el tiempo una rotura en la punta.  No es una característica obligatoria para buscar cuando se compra un diamante, pero dependiendo del tamaño del diamante y el engaste que va a utilizar puede ser considerado.

Si quieres fijar el diamante alto en un anillo, con una estructura de anillo que proteja la piedra alrededor, entonces puedes comprar un diamante que no tenga culet.

¿Qué sucede cuando la culet es demasiado grande?

El tamaño del culet se determina en porcentaje,  que se puede calcular dividiendo el tamaño del culet en milímetros por el diámetro medio de la piedra y multiplicando el resultado por 100.

Basándose en este resultado, el culet se define como muy pequeño y pequeño cuando mide aproximadamente 1,5%, hasta muy grande y extremadamente grande cuando mide hasta 15%.

Ninguno, muy pequeño y pequeño son los tamaños que mejor se valoran visualmente. Medio podría ser tolerado dependiendo del tamaño del diamante, pero más allá no sería recomendable.

Si el tamaño del culet es demasiado grande, hay lo que llamamos una "ventana", que literalmente permite mirar a través del diamante. Si tienes dudas, intenta este pequeño truco, sostén el diamante con las pinzas boca arriba y mueva una pluma por debajo del diamante, si la faceta del culet es demasiado grande, podrá ver la pluma a través del diamante.

Cuando un diamante ya está colocado en un anillo, sabemos que no es tan fácil de ver, pero una vez que sabes qué buscar, podrás detectarlo incluso en un anillo.

¿Debe considerarse esta parte particular de la anatomía de un diamante cuando se realiza la compra de un diamante? Creemos que sí, ya que el precio puede variar dependiendo del tamaño del culet.

Si estás pensando en comprar un diamante y te gustaría recibir alguna orientación sobre este tema en particular, el equipo de BAUNAT estará encantado de ayudarte con la consulta.

Los diamantes, así como las joyas de BAUNAT, están certificados por los laboratorios más reconocidos y sabemos que podemos ofrecerte lo que estás buscando.

Share on:
GERD VAN DE VEL