Después de compartir un artículo sobre los diferentes usos de los diamantes de una manera más general, vamos a destacar la increíble relación entre los diamantes y la tecnología y cómo se relacionan entre sí hoy en día.

La necesidad de los diamantes para la tecnología, tiene una influencia en los precios del diamante en su conjunto también, a medida que aumenta la demanda, la relación entre los dos puede influir en los precios del diamante bruto.

Como ya sabes, los tipos de diamantes usados ​​para estos propósitos no son calidad gema, sino más bien calidad industrial, de hecho sobre el 70% de la producción mundial no es calidad gema.

Usos inesperados de los diamantes en la tecnología

●Energía solar

La empresa General Electric, ha desarrollado un material muy nuevo que es una combinación de diamantes y silicio, llamado Carburo de Silicio. Se utiliza en chips para crear los inversores que se utilizan para cambiar la CC (corriente continua) producida por las células solares en CA (corriente alterna).

●Semiconductores

Todos sabemos que los diamantes tienen alta conductividad térmica, pero baja conductividad eléctrica, que es la razón por la que los diamantes han comenzado a ser utilizados en circuitos electrónicos, en sustitución del silicio tradicional.

●Purificación del agua

Los diamantes son conocidos por ser capaces de soportar entornos extremadamente difíciles, son biológicamente inertes y poseen propiedades electroquímicas que realmente permiten la oxidación de compuestos, siendo así el material perfecto para crear productos que se utilizan en el tratamiento de agua.

●Tecnología anti-falsificación

Lo creas o no, hay una empresa con sede en los EE.UU. llamada Taneeh que se ha especializado en el uso de partículas de diamante en el desarrollo de sistemas anti-falsificación para autenticación, construcción y tecnologías de identificación.

Hay bastantes más usos de los diamantes en la tecnología, hemos resaltado aquí los 4 que pensamos más sorprendentes.

Al ver estos diferentes tipos de usos, a través de diferentes industrias, uno no puede evitar pensar que la demanda de diamantes industriales no puede afectar al precio del diamante en el mercado, aunque las cantidades disponibles son, por supuesto, más grande que la de los diamantes de calidad joya. Los aumentos y las reducciones de los precios del diamante son siempre inevitables, ya que la demanda fluctúa y la disponibilidad en el mercado cambia.

Share on:
GERD VAN DE VEL