Es una pesadilla para muchas mujeres (y hombres). De repente descubren que su bonito anillo de diamante ha desaparecido. El valor sentimental, por ejemplo, de una alianza de boda o anillo de compromiso es irreemplazable. Junto con el anillo de diamantes desaparecen también todos los recuerdos. Hay varias maneras de que una persona puede perder su anillo y por lo general sucede en un descuido.

El anillo es demasiado grande

La principal causa de la pérdida de un anillo, es que en muchos casos el anillo de diamantes es demasiado grande. Determinar la talla de anillo que se necesita puede ser algo complicado. La mejor forma de hacerlo es comprar el anillo un poco más pequeño, que cuando te lo saques te deje una señal visible en el dedo. Los metales preciosos se adaptan, por lo que con el tiempo el anillo se ajustará perfectamente a tu dedo.

Daños

Mientras que usas tu anillo de diamantes, puedes causarle daños. De esta manera, el anillo estará más frágil y puede deslizarse fácilmente fuera del dedo. Por ello es importante que tan pronto como notes que hay algo mal con el anillo, visites inmediatamente al joyero para la reparación.

Playas y protección solar

Hay que tener mucho cuidado con las vacaciones de verano y la playa. Si notas que tu anillo de diamantes está suelto alrededor del dedo, con el uso del protector solar cabe la posibilidad de que se te deslice y perderlo. Por lo tanto no lleves tus anillos a la playa o a la piscina. De esta manera se reduce el riesgo de pérdida o daño.

Casa

Sácate el anillo de diamantes antes de comenzar con las actividades del hogar. Los accidentes pueden ocurrir en cualquier momento, entre otras cosas porque estamos enfocados en hacer una tarea específica y no pensando en nuestro anillo.

Niños

Los niños pequeños se sienten atraídos por el brillo de un anillo de diamantes. Les encanta jugar con él. Después de jugar, colocarán el anillo en algún lugar y no podrás encontralo fácilmente. Por lo tanto, muchas madres no llevan sus anillos mientras juegan con sus hijos. No te olvides de guardarlos de forma segura. Nunca dejes un anillo de diamantes al alcance de los niños.

Por supuesto, cualquier pérdida no debe eclipsar la compra de un anillo de diamantes. Por favor, siéntete libre para echar un vistazo a nuestra extensa colección.

Share on:
GERD VAN DE VEL